Indice>Carreras>Tiempo Medio: Avanzado>

Control de Tiempos Medios

Su función es alertar al director de carrera de que puede existir algún Tiempo Medio  demasiado alto o bajo respecto al resto de participantes, debido quizás a algún error, bien en su cálculo, bien al introducirlo manualmente.

El director de carrera deberá evitar que entren a competir Pilotos con Tiempos Medios iniciales alejados de la realidad, esto es, que no se correspondan con el verdadero ritmo del piloto, pues ello influirá negativamente en la detección de las salidas de pista y en el cálculo de los hándicaps.

Para evitarlo, el director de carrera puede activar esta opción de control, que generará un aviso cada vez que se detecte que el TM de algún piloto supera la diferencia máxima establecida. A partir de esa alerta el Director de carrera podrá realizar los ajustes necesarios para corregir los TM incorrectos o para darles el visto bueno si son correctos.

Un caso típico, de Tiempo Medio inicial demasiado elevado, se produce cuando un piloto no consigue concluir correctamente la prueba Pole Position, acabando la misma con un tiempo irreal (demasiado elevado) respecto al que le correspondería.




Si en las opciones de carrera, se establece que será dicho tiempo de Pole el que se usará como Tiempo Medio inicial, ocurrirá que se estará incumpliendo la norma de que el TM inicial refleje, lo más aproximado posible, los verdaderos tiempos de vuelta de cada piloto.

Veamos cómo puede el director de carrera apoyarse en la opción de Control de Tiempos Medios para detectar casos como el anterior y solucionarlos.

Cada vez que el programa detecte que el TM de algún piloto supera la diferencia máxima establecida mostrará la siguiente ventana. En la que aparece una lista de los pilotos con un TM por encima de la diferencia admitida. Es importante advertir que aparecer en la lista no significa que se trate de Tiempos Medios incorrectos, sino que, simplemente, superan la diferencia admitida respecto al piloto con menor TM. La función del director de carrera será revisarlos y verificar si son correctos o no.



El director de carrera deberá pasar el control en la siguiente secuencia:

  • 1) En primer lugar deberá verificar que el menor TM de todos los pilotos es un tiempo correcto y caso de que no lo sea, deberá elevarlo, bien manualmente pulsando sobre el botón "Elevar..." o bien saliendo de la pantalla y concediendo al piloto una nueva oportunidad de calcular su tiempo medio mediante una pole o prueba especifica de tiempo medio.


  • 2) Una vez aceptado el menor de los TM como correcto, se deberán verificar si los TMs que aparecen en la lista son correctos o no. Caso de no ser correctos (por alguna razón no se calcularon bien, quedando por encima de la realidad, como en el ejemplo de la pole anterior), deberán ser corregirlos manualmente mediante un doble clic sobre cada piloto afectado, o bien, igual que antes, salir de la pantalla y permitir a los pilotos realizar una nueva Pole o prueba específica de Tiempo Medio.


  • 3) Finalmente, una vez los TM incorrectos hayan sido subsanados, si queda algún piloto en la lista se tratará de casos donde, pese a superar la desigualdad permitida, se trata de TMs correctos y la forma de darles el visto bueno será elevar la diferencia entre pilotos permitida. Una vez sea elevada, desaparecerán de la lista y el control de Tiempos Medios habrá finalizado, todos los pilotos habrán quedado dentro de límite máximo de desigualdad permitido.


  • 4) Existe una opción más y es que el director de carrera quiera establecer entre los participantes un límite de desigualdad estricto, con el fin de agilizar las salidas escalonadas haciendo que las esperas no se eleven en demasía. En este caso, se rebajará el TM de los Pilotos afectados "pese a ser correcto" (usando para ello el botón que lo realiza de forma automática) hasta situarlos en la máxima desigualdad permitida. Este es un caso no deseable, pues pese a que las esperas se verán efectivamente reducidas, pues se disminuyen los TMs más altos, ocurrirá que los pilotos afectados comenzarán las mangas con un TM inferior a su verdadero nivel, lo que influirá negativamente en la detección de sus salidas de pista. (Véase, más adelante, Tiempos Medios iniciales demasiado bajos). No obstante, esta solución puede ser perfectamente factible y necesaria en determinados escenarios, como por ejemplo carreras con mucha desigualdad entre los pilotos o con la participación de un solo piloto muy desigual al resto, cuya diferencia de tiempos medios sea tan elevada que su presencia en la parrilla provoque unas esperas excesivas en las salidas a todos los demás. No obstante, para la reducción de esperas ante pilotos muy desiguales, existe una solución más idónea y que respeta los TM iniciales de cada piloto, consistente en aplicar una limitación al tiempo de espera en la salida (véase salidas escalonadas con límite de espera) junto a la aplicación de una forma de terminación anticipada para los más lentos (véase Duración de la Manga) con el fin de limitar las esperas en la llegada.


  • En cualquier caso, y como norma para evitar Tiempos Medios mal calculados y la necesidad de realizar ajustes, se recomienda que se realicen, siempre que sea posible, Pruebas de Tiempo Medio antes de la disputa cada manga.
    Si esto no es posible, y sólo se realiza una Prueba Pole, entonces deben tenerse presentes dos extremos:
  • que los límites de vueltas o tiempo para hacer la pole sean amplios, para que todos los pilotos puedan obtener, al menos, una vuelta cercana a su verdadero nivel.

  • que las diferencias entre carriles, establecidas en las opciones del circuito, estén lo mejor ajustadas posibles.



  • Tiempos Medios muy alejados del verdadero nivel de un piloto
    Se deben conocer cuáles serían las consecuencias de que un piloto entre a carrera con un TM inicial excesivamente alto o bajo respecto a su nivel de pilotaje. Normalmente esta situación no se produce, pues tras una prueba pole realizada correctamente y sobre todo con las pruebas de cálculo de tiempo medio, los pilotos deberían poder comenzar la carrera con tiempos bastante ajustados a sus verdaderos ritmos de conducción.

    No obstante puede ocurrir algún caso extremo, como el ejemplo expuesto de una Pole inacabada, y que sea imposible corregirlo (manualmente o repitiendo la prueba correspondiente) o simplemente el TM incorrecto no haya sido detectado, al no activar en el programa la opción de control de Tiempos Medios. Para estos casos se detallan a continuación las consecuencias de un TM incorrecto y las respuestas que ofrece el programa ante dichas situaciones fuera de lo normal, entendiendo por situación extrema que el TM asociado a  un Piloto difiera en más de dos o tres segundos del tiempo real de vuelta que es capaz de marcar.

    Como sabemos, el TM afecta a la detección de las salidas de pista (carreras sin comisarios) y al cálculo de los hándicaps. Veremos cada caso por separado.

    Respecto al cálculo de los hándicaps (Carreas Handislot):
    A) TM inicial demasiado elevado
    Al piloto afectado, el programa le considerará peor piloto de lo que en realidad es,  y  le adjudicará menos hándicap, por lo que deberá realizar menos espera en las salidas escalonadas. Esto le genera un beneficio inicial, dado que ahora saldrá antes. Pero, dado que los hándicaps iniciales son corregidos posteriormente durante la carrera, adaptándolos a los verdaderos tiempos de vuelta marcados por el piloto, ocurrirá que al final de la manga, el hándicap provisional de la salida le será corregido (aumentado) hasta computar su hándicap real. Así pues, un TM inicial demasiado elevado no tendrá ninguna repercusión en los tiempos finales, tan sólo hará que el piloto salga antes de lo que debería en las salidas escalonadas.


    B) TM inicial demasiado bajo
    Al piloto afectado, se le considerará mejor piloto de lo que en realidad es y se le adjudicará más hándicap, por lo que deberá realizar una mayor espera en las salidas escalonadas. Esto genera una pérdida inicial al tener que salir más tarde. No obstante, dado que los hándicaps iniciales son corregidos posteriormente durante la carrera, adaptándolos a los verdaderos tiempos de vuelta marcados por el piloto, ocurrirá que al final de la manga, el hándicap provisional de la salida le será corregido (reducido) hasta computar su hándicap real. Así pues un TM inicial demasiado bajo no tendrá tampoco ninguna repercusión en los tiempos finales, tan sólo hará que el piloto salga después de lo que debería en las salidas escalonadas.

    Por tanto, respecto al cálculo de los Hándicaps, los TM excesivamente incorrectos no tienen ninguna influencia, más allá de salir en un momento anterior o posterior al que pudiera corresponder al Piloto.


    Respecto a la detección de las salidas de pista (carreras sin comisarios):
    A) TM inicial demasiado elevado
    Un TM inicial demasiado elevado será corregido por el programa a las pocas vueltas. Serán necesarias tres vueltas sin salida de pista para realizar un ajuste completo (véase ajuste del TM en carrera). Momento a partir del cual la detección de las salidas de pista se realizará de forma totalmente correcta.

    Sólo si se produce una salida de pista en las primeras vueltas, antes de que se haya producido el ajuste mencionado, pudiera no ser detectada por el sistema, interpretando en su lugar que el piloto ha realizado una vuelta lenta. Situación esta que no tendrá influencia en los resultados de carrera, si bien, los pilotos que comiencen con TM iniciales demasiado altos, sería conveniente de que evitasen salidas sobre todo durante las primeras vueltas, para dar tiempo (3 vueltas) a que el programa ajuste su tiempo medio.

    B) TM inicial demasiado bajo
    Existen algunas circunstancias en las que un piloto puede comenzar o tener transitoriamente a lo largo de una manga un TM muy inferior al que le correspondería.
  • Una de ellas tiene su origen en unas posibles diferencias entre carriles mal establecidas en las opciones del circuito (cuando la Pole Position proporciona los Tiempos Medios Iniciales). Si entre dos carriles hay una diferencia importante y ésta no es incorporada al programa, los pilotos que compitan en el carril más lento comenzarán con tiempos medios iniciales inferiores a la realidad.

  • Otra es que, por algún motivo, el coche se venga abajo, y  comience a tener, repentinamente, un rendimiento muy inferior en carrera respecto al que tenía cuando se realizó la Pole o la prueba de Tiempo Medio.

  • También en carreras donde no se disputen Pruebas Pole ni de Tiempo Medio. En estos casos el sistema adjudica a los pilotos el TMD como tiempo medio inicial, y pudiera ocurrir que este TMD, correspondiente al tipo de coches participantes (Velocidad alta, media o baja), esté mal calculado o quede demasiado bajo respecto a la realidad de los pilotos.

  • Cuando, de forma manual, se introduce un TM por debajo de la realidad de un piloto.

  • También cuando el director de carrera, en un control de desigualdad, no admite el TM de un piloto pese a ser correcto y lo rebaja para cumplir con un límite estricto de desigualdad.


  • (Conviene reseñar que salvo la pérdida de rendimiento del coche, el resto de situaciones son evitables, y estará en la mano del director de carrera corregir los posibles TMs incorrectos, realizando o repitiendo las pruebas Pole, pruebas TM o correcciones manuales que sean necesarias para evitarlos.)

    Un TM inicial demasiado bajo hará que el programa detecte salidas de pista allí donde no existen, ya que el piloto rodará a ritmos más lentos de lo esperado, "confundiendo" al programa, que interpretará los retrasos en pasar por meta como salidas de pista.
    Para estos casos extremos, es importante tener activada la opción de "Corregir TM". Esta opción eleva automáticamente el TM de un piloto, y lo sitúa en un nivel superior, tras detectar tres salidas de pista consecutivas.



    Una vez se produzca dicho ajuste, el programa detectará correctamente las salidas.

    El problema se reduce pues a las primeras vueltas, y a unos TM iniciales excesivamente bajos, casi en más de 2 segundos, respecto al verdadero nivel de los pilotos, teniendo como resultado detectar salidas de pista cuando en realidad son vueltas normales. A dichas vueltas les será aplicado el coste por salida establecido en el reglamento. A partir de la tercera salida de pista el TM será auto-corregido al alza y el problema quedará solucionado.

    Los pilotos que pudieran estar en esta situación deberán ser conscientes de que esto puede ocurrir, sin bien, como se comentó al principio, se trata de casos totalmente evitables si las diferencias de carril están bien establecidas o se realizan correctamente Pruebas Pole o Pruebas TM, por lo que el único caso plausible es, como se ha dicho, el provocado por una bajada en el rendimiento del coche. Y en este caso, si la pérdida de rendimiento se produce de forma progresiva, el programa ira elevando también de forma progresiva su Tiempo Medio (véase actualización del TM en carrera) , sin que se produzca ningún problema en la detección de las salidas. Sólo si la pérdida de rendimiento es brusca, esto es, el coche se vuelve lento repentinamente de una vuelta a otra, con una diferencia de ritmo superior a los dos segundos, es cuando el programa tendrá problemas en la detección de salidas de pista, pues esas primeras vueltas lentas-normales las considerará como salidas. A las tres vueltas, la nueva situación del coche en carrera quedará corregida.

    Por tanto, respecto a la detección de las salidas de pista, los TM excesivamente incorrectos tendrá algo de influencia exclusivamente en las primeras vueltas de la manga, hasta que el programa sea capaz de calcular por sí mismo el verdadero ritmo del piloto. Pudiendo dejar de detectar alguna salida (TM inicial demasiado elevado) o computando alguna de más (TM inicial demasiado bajo). La solución definitiva, para evitar incluso estos casos extremos, consistirá en acostumbrarse a realizar las Poles y Pruebas de Tiempo Medio configuradas a un número de vueltas y tiempo suficientes para que todos los pilotos puedan acabarlas correctamente, unido a un control del Tiempos Medios, que advierta al director de carrera de la existencia de algún posible Tiempo Medio incorrecto.